Tag Archives: Restauración

La indisponibilidad medioambiental del Prerrománico

16 Dic

Hace unos días La Nueva España recogía en una breve noticia una de las cuestiones tratadas en la defensa del presupuesto de la Consejería de Cultura que realizó su titular, Mercedes Álvarez. Acusada por la oposición de no recuperar las pinturas de los edificios prerrománicos, la consejera argumentaba que primero hay que resolver los problemas de humedad de estos edificios.

Es una pena que la prensa no se detenga un poco más en estas cuestiones. Estamos muy acostumbrados a ver los edificios históricos con la piedra vista y desde el punto de vista histórico y arquitectónico se trata de algo poco natural. Tradicionalmente los edificios se encalaban y así se protegían mínimamente del exterior, de la humedad, de la contaminación, de los cambios de temperatura…

Los edificios que conservan pinturas tienen graves problemas de humedad porque la piedra por fuera está desnuda. Paradigmático es el caso de San Miguel de Lillo cuya fachada norte sufre el chorreo constante del agua de lluvia, la sombra y la humedad en un lateral que nunca da el sol. Obviamente esta pared precisaría medidas tan drásticas como enlucirla por fuera e incluso poner un canalón en esa parte del tejado.

Las costuras de los más ortodoxos seguramente saltarían en pedazos pero la contrapartida sería que pudierámos conservar unas pinturas para restaurar. Por ello echamos de menos que se explique mejor los problemas de fondo y que las soluciones más polémicas se divulguen de forma amplia para mejorar su aceptación.

Si quieres hacer la visita virtual por fuera y por dentro de la San Miguel, pincha aquí. Se puede incluso subir al piso superior. La bomba.

Anuncios

La Laboral de Gijón

6 Sep

La Laboral de Gijón ha vivido siempre rodeada de polémica. Se trata de un complejo de edificios levantado en función de los principios ideológicos del franquismo, bajo la égira del ministro Girón, con proyecto del arquitecto Luis Moya Blanco.

Alegoría del trabajo
Estos orígenes parece que para muchos han sido argumento suficiente para olvidarse de su historia y de la vida de las miles de personas que pudieron pasar por él. Su enorme tamaño le permitió albergar escuelas de formación de oficios, un monasterio, un teatro, una iglesia, talleres, zonas deportivas, etc. Ello ha supuesto el paso de miles de alumnos y de trabajadores, miles de gijoneses y de asturianos. Hoy en día ha sido recuperado por el Principado de Asturias como un gran complejo cultural para la ciudad de Gijón y sede de la RTPA.

Si cuando os acerquéis a Gijón, observáis una enorme torre, que corta el cielo como una aguja, no dudéis en acercaros y visitar el edificio. Sus arquitecturas historicistas, su decoración y su concepción megalomaniaca seguro que no os dejan indiferentes.

Las fotos son cortesía de Sergio Ríos.