Tag Archives: Paleolítico

El arte paleolítico de Tito Bustillo. Cazadores y artistas en la cueva del Pozu´l Ramu

2 Nov

Ménsula Ediciones ha editado un nuevo libro dedicado esta vez a la cueva de Tito Bustillo, El arte rupestre de Tito Bustillo. Cazadores y artistas en la cueva del Pozu´l Ramu. Su autor es Miguel Polledo González, licenciado en Historia y guía del Principado de Asturias; desarrolla su trabajo principalmente en Tito Bustillo y en otras cuevas del oriente de Asturias como El Buxu y El Pindal.

El libro cuenta con seis capítulos. El primero se dedica al contexto geológico y arqueológico de Tito Bustillo, ya que esta cueva forma parte de un complejo kárstico, el Macizo de Ardines, con otros muchos yacimientos, algunos de ellos también con manifestaciones artísticas, como La Lloseta. A continuación se describe la cueva, su descubrimiento, las investigaciones realizadas en la misma y quiénes la habitaron durante el Paleolítico Superior.

La cueva de Tito Bustillo ha sido rica en muestras de arte mueble magdaleniense, piezas que son explicadas en el libro en relación con sus paralelos más destacables de otras cuevas asturianas y con el arte rupestre.

El apartado fundamental es el que detalla los doce conjuntos de arte rupestre que se han localizado hasta hoy en la cueva. Algunos, como el Panel Principal cuentan con más de un centenar de figuras y signos. Pero lo más relevante de este libro es que se incluye la descripción de todos los demás espacios decorados.

Un último capítulo recoge la historia de la gestión de este importante bien cultural, que fue incluido en la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en 2008, justo en el 40 aniversario de su descubrimiento.

El artista José Luis Pantaleón Alonso Díaz prologa el libro ofreciendo el punto de vista de un pintor actual al observar el arte que nos han dejado los pobladores y narrando su experiencia al visitar Covaciella, junto después de su descubrimiento y antes de que fuera cerrada.

En definitiva se trata de un texto que recoge con rigor y con un lenguaje claro y sencillo todo lo que sabemos de la cueva de Tito Bustillo, en un libro lleno de imágenes y dibujos explicativos cuyo diseño está a la altura del arte que describe.

La portada del libro es diseño de Miguel Noval. El dibujo de los caballos es obra de José Luis Pantaleón Alonso Díaz.

POLLEDO GONZÁLEZ, Miguel. El arte paleolítico de Tito Bustillo. Cazadores y artistas en la cueva del Pozu´l Ramu. Ménsula Ediciones, S. L. 1ª edición. Pola de Siero, 2011. 144 p.: il. col. 18 €.

Para comprarlo pincha aquí.

Anuncios

Presentación del libro La Cueva de El Pindal 1911-2011

25 Abr

El miércoles 27 a las 19:00 horas se presentará en el Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo de Ribadesella el libro La cueva de El Pindal 1911-2011. Estudio de su arte rupestre cien años después de Les cavernes de la région cantabrique, escrito por María González-Pumariega Solís.

Se trata del primer acto público que se realiza en el Centro del Arte Rupestre Tito Bustillo, en el que ejercerá como anfitrión el Alcalde de Ribadesella, Ramón Canal Tirador. Eva María Sánchez Díaz, Directora de la Oficina de Planificación y Gestión del Patrimonio Cultural de la Consejería de Cultura y Turismo del Principado de Asturias, presentará el acto.

Asistirá como invitado el alcalde de Ribadedeva, Alejandro Reimondez Cantero, puesto que en este concejo limítrofe con Cantabria se ubica la cueva. También se contará con la presencia de Mario Menéndez, profesor de la UNED, director del centro de la UNED en Gijón, en su calidad de director del trabajo de investigación realizado por María González-Pumariega.

La autora, María González-Pumariega Solís, nos comentará los aspectos principales de este nuevo libro, en el que cabe destacar, que se trata del primes estudio exhaustivo de una cuevas con arte rupestre de Asturias declaradas Patrimonio Mundial, escrito en un lenguaje sencillo y con un claro interés divulgativo.

Desde Ménsula Ediciones os invitamos a todos a este acto de presentación.

Si quieres adquirilo, nuestros datos de distribución y venta online.

La Cueva de El Pindal 1911-2011

23 Abr

Tal y como habíamos anunciado, Ménsula Ediciones ha editado un nuevo libro: La cueva de El Pindal 1911-2011. Estudio de su arte rupestre cien años después de Les cavernes de la région cantabrique. Su autora es María González-Pumariega Solís. El estudioso del arte paleolítico francés Georges Sauvet, nada menos, ha escrito el prólogo a este estudio. Pincha en el enlace a continuación para poder leerlo.

La Cueva de El Pindal_Prólogo_Georges Sauvet

La grotte del Pindal_Prologue_Georges Sauvet

El libro se estructura en dos partes fundamentales: el estudio del arte rupestre de la cueva y el inventario de todos los motivos que se han localizado.

El estudio describe la ubicación de la cueva, su descubrimiento y la historiografía sobre la misma. Le sigue la descripción de los motivos de arte rupestre y una evalución de los aspectos temáticos, técnicos, topo-iconográficos, cronológicos y culturales. El inventario, se ha resuelto mediante una ficha sencilla para cada motivo en las que predomina la fotografía o el dibujo del mismo.

Hay dos elementos fundamentales que nos parecen los más destacables de este libro. Se trata del primer estudio íntegro de una cueva asturiana en el que se recoge toda su historiografía y todos los motivos artísticos documentados y expuestos ordenadamente. En segundo lugar se trata de una texto asequible para todos los aficionados, escrito con la fluidez y la sencillez propia de una profesional como María González-Pumariega, que dedica su vida a explicar y hacer accesible el arte rupestre al público general.

La cueva de El Pindal es la más “francesa” de las cuevas asturianas, siendo su paralelo más notable la cueva de Niaux. Se trata de una de las cinco cuevas asturianas que han sido incluidas en la Lista del Patrimonio Mundial, lo que es una buena señal de la importancia de este yacimiento a nivel internacional. Desde ahora, gracias al esfuerzo de María González-Pumariega, tanto expertos como aficionados y curiosos tienen un libro excelente que, junto con la visita a la cueva, les puede permitir descubrir todos los secretos de esta cueva.

GONZÁLEZ-PUMARIEGA SOLÍS, María. La cueva de El Pindal 1911-2011. Estudio de su arte rupestre cien años después de Les cavernes de la région cantabrique. Ménsula Ediciones, S.L. 1ª edición. Pola de Siero, 2011. 212 p.: il. col. 28 €.

Para comprarlo, aquí.

Actualización:

El blog Pileta de Prehistoria recoge la publicación de este libro.

La Prehistoria en el Museo Arqueológico de Asturias

27 Mar

Lo prometido es deuda. Vamos a desgranar en varios episodios la nueva exposición del Museo Arqueológico de Asturias. Empezamos por la Prehistoria.

El 75% de la primera planta está dedicada al discurso sobre la Prehistoria asturiana, desde el hallazgo más antiguo, un canto de Cabo Busto (Valdés) hasta el Asturiense Cantábrico. Como ya os indicamos en una entrada anterior, la concepción general es clásica, en el sentido de que en las vitrinas se ven muchas piezas.

La primera novedad es un amplio apartado que se dedica a la evolución climática, de las expecies de flora y fauna y su correlación con las especies de homínidos que habitaron Asturias en ese momento. Las escenas donde se pretende reflejar el paisaje son un poco planas y resulta un discurso tremendamente conceptual y abstracto. Destaca la presencia de huesos muy singulares y llamativos, como el hueso de Elephas de Buelna o varios dientes de oso.

El resto de la exposición es puramente arqueológica y está dominada por varios hitos que son claramente destacados dentro del discurso general. El primero es el citado canto de Cabo Busto, una pieza complicada, a la que se estima una antigüedad de 300.000 años por el contexto geológico en el que fue localizada y en la que se aprecian restos de haber sido utilizada para sacar lascas. Los hallazgos de Paredes (Siero) o de Llagú (Oviedo) completan este apartado.

La época de los neandertales resulta casi toda inédita y se muestra por primera vez. El hito de este momento es la escultura hiperrealista de una mujer neandertal, que permite comparar cómo eran nuestros primos y cómo somos nosotros. Una pena que la hayan tapado tanto porque no se puede ver bien la anchura del cuerpo o que eran más fornidos que nosotros, ni la proporción general del cuerpo (más bajos, más anchos, de pierna más corta). Las piezas inéditas de Llonín (Cabrales), la Cueva del Conde (Santo Adriano), la Viña (Oviedo) y sobre todo de El Sidrón (Piloña) nos permiten descubrir esta época hasta hoy casi desconocida.

El Paleolítico Superior siempre ha estado bien representado gracias a los hallazgos tan abundantes de este periodo. El museo actual recoge las mejores muestras recuperadas en los últimos años. Si hay que destacar una cueva, sin duda sería Las Caldas, cuyas piezas solutrenses quitan cualquier complejo que pudiera tener la Asturias paleolítica frente a Francia. En todo caso lo más atractivo es, sin duda, la industria en hueso magdaleniense, con auténticas joyitas provenientes de Tito Bustillo o Llonín que se suman la rica colección que ya mostraba el Museo antiguamente.

En un rincón muy especial se ha concentrado el arte mueble cantábrico de Asturias. En este apartado el experto en la materia puede llegar al éxtasis. Nunca se había mostrado tanto y tan bueno. Una vitrina de dos caras recoge las piezas decoradas por dos caras o de bulto redondo. En otras dos vitrinas se pueden ver las armas, los adornos y demás piezas decoradas con finos grabados geométricos o zoomorfos, e ir descubriendo los misterios que esconden.

El discurso paleolítico finaliza con una rica exposición de la industria aziliense y asturiense. La riqueza de La Cueva de Los Azules alcanza todo su esplendor en este apartado, donde destaca la recuperación del enterramiento de Los Azules, el enterramiento más antiguo localizado en Asturias. Para el Asturiense se ha podido contar, por primera vez, con piezas de la Cueva de Mazaculos, que completan la amplia nómina de picos asturienses recogidos por el Conde de la Vega del Sella.

Pero no todo es magia. Hay algunas cosas importantes y algunos detalles que se deberían haber tenido en cuenta o que se deberían corregir… Las más relevante son las cartelas. Al haber tantas piezas algunas generalizan demasiado indicando localizaciones como “cuevas de Asturias”. Y el caso es que ha quedado sitio para poner más cartelas, o en la propia cartela para ubicar más denominaciones…

Fallitos de detalle se observan en el Aziliense. El sustrato sobre el que se han ubicado los huesos del enterramiento de Los Azules podría haber sido rojizo, para evocar el ocre sobre el que se localizaron estos huesos. Asimismo podría haberse separado mejor los arpones azilienses de la cuenca del Nalón y del Sella, con diferencias tipológicas obvias, o haberse separado los picos asturienses del Oriente de los del Cabo Peñas, también con claros matices materiales.

Con todo y con eso se puede afirmar que nos encontramos ante la mejor exposición de piezas paleolíticas de todo el norte Cantábrico. La exposición del Museo de Bilbao es más conceptual y didáctica, careciendo de semejante colección. La del Museo de Álava escasísima y nada didáctica. El Museo de Santander está cerrado. Y la exposición de piezas de Altamira es parca desde un punto de vista didáctico, recordando sus vitrinas a los museos decimonónicos.

Así que no hay duda. Disfrutemos del paleolítico asturiano y su fantástica exposición en Asturias.

Artículo relacionado: El Neolítico en el Museo Arqueológico de Asturias.