Tag Archives: Neolítico

Ad Orientem

22 Jun

Ménsula Ediciones, en colaboración con la Universidad de Oviedo, estrena su colección Ménsula Encuentros, dedicando el primer volumen a la edición de los estudios en homenaje a Juan Antonio Fernández-Tresguerres Velasco. El título de la obra es Ad Orientem. Del final del Paleolítico en el norte de España a las primeras civilizaciones en Oriente Próximo.

El profesor Juan Tresguerres falleció el año pasado. Dedicó su vida a la enseñanza y a la investigación arqueológica siguiendo dos líneas principales: el Epipaleolítico en Asturias a partir de las excavaciones en la Cueva de Los Azules (Cangas de Onís) y el Neolítico y el inicio de la Edad del Bronce en Jordania, a través de las excavaciones en Jebel-al-Mutawwaq, un enorme poblado y necrópolis tumular.

Sus estudios han supuesto un hito en la Arqueología española del siglo XX. Por una parte definió el Aziliense en la zona norte de la península ibérica, del que hasta entonces no había más que algunos retazos hallados en unas pocas cuevas. Por otra parte contribuyó a establecer una misión arqueológica en Jordania, siendo uno de los pocos españoles que ha desarrollado su labor de forma estable en el extranjero.

Su incansable labor pedagógica le llevó a abrir una puerta a lo largo de cuarenta años a todos aquellos estudiantes y aficionados a la Arqueología que quisieron participar en las excavaciones de estos dos importantes yacimientos. Todos sus amigos lo recuerdan como un gran conversador, un hombre culto aficionado a la música, el cine y la lectura que conjugaba su espíritu laborioso, algo tímido y prudente con un pensamiento profundo, un gran sentido del humor y una fina ironía.

Algunos de estos amigos y colegas, aquellos que compartieron con Juan Tresguerres sus investigaciones y algunos de sus trabajos, participan en este libro homenaje. Un primer apartado se dedica a su figura y a su obra científica. A continuación se suceden varios estudios sobre el Aziliense cantábrico y sobre el Epipaleolítico peninsular en general. Por último se recogen varios estudios sobre el Próximo Oriente centrados en Jordania y en Siria.

Ad Orientem es una obra hecha con cariño y con detalle que desea contribuir a mantener viva la memoria de este importante investigador, cuya labor ha supuesto un antes y después en la historia de la arqueología asturiana y española.

Actualización 04/12/2012

Os dejamos aquí la reseña publicada en la revista Estudios Filosóficos nº 178 (2012) escrita por Justino López Santamaría. Resena_Libro Juan Tresguerres_Estudios filosoficos.

Anuncios

Skara Brae, o donde sí vivían los neolíticos…

21 Oct

Una de las cosas más divertidas de la arqueología asturiana es que tenemos cientos de enterramientos provenientes del Neolítico, pero no tenemos la menor idea de dónde o cómo vivían esas buenas gentes. Que vivieron es evidente… aunque sólo sea por los montoncitos de tierra y piedra que hicieron para enterrar a sus difuntos, y que murieron también, puesto que no conocemos a ninguno vivo…

Pero ¿dónde vivían? No lo sabemos. Bien es cierto que tampoco lo hemos buscado. A nadie parece haberle interesado hasta ahora buscar esas cosas tan obvias hasta ahora. Sí se han dedicado a investigar cómo se enterraban, cosa que hacían de de forma aburridamente repetitiva, levantando con gran esfuerzo montoncitos de piedra y tierra de más de hasta 40 metros de diámetro, ahora con un fueguecito ritual, luego con una casetilla de madera que quemamos, quizá con una hachita que enterramos, puede que con un sílex tallado con forma geométrica…

En otro sitios del mundo donde quienes se han dedicado al Neolítico son más trabajadores, sí se han investigado estas cosas. El blog Xatakaciencia presentó hace unos días una entrada muy interesante sobre Skara Brae, un poblado neolítico impresionante que hay en Escocia. Como allí se cuenta muy bien, simplemente os remitimos a ese blog para que lo leáis, y os ponemos el enlace de la Wikipedia, para que veáis que no es que se lo haya inventado un bloguero, sino que al menos dos internautas se han puesto de acuerdo para asegurar que los neolíticos vivieron.

Como no, la UNESCO lo ha declarado Patrimonio Mundial en 1999, dentro del epígrafe Corazón neolítico de las Orcadas.

El Neolítico en el Museo Arqueológico de Asturias

30 Mar

Segundo episodio sobre el Museo Arqueológico de Asturias. El área dedicada al Neolítico y a las Edades del Cobre y del Bronce en el Museo Arqueológico de Asturias ocupa el 25% de la primera planta. Se trata de un amplio pasillo en el que se exponen casi todos los hallazgos referidos a esta época en contexto arqueológico, junto con otros fuera de contexto fruto de la recopilación realizada por el coleccionista Soto Cortés.

En el Neolítico se describe con detalle todo lo relativo al fenómeno tumular y a las hachas pulimentadas. La primera sorpresa es ver todas estas hachas limpias, lo que permite apreciar la variedad de materias primas utilizadas y sus colores originales. La segunda sorpresa es poder observar por primera vez algunos de los ajuares localizados en los túmulos excavados en los últimos años, como el de Monte Areo XV, uno de los más ricos.

Frente al Neolítico se expone todo lo relativo a la metalurgia del cobre. En este caso se trata de materiales ya conocidos porque estaban expuestos en el antiguo museo, tanto los de la mina del Milagro de Onís, como los de las minas del Aramo, a los que se han sumado algunas piezas descubiertas en los últimos años tanto en estas minas de Riosa como en la Cueva de Las Arangas. Un espléndido audiovisual explica cómo se explotaban las minas y cómo se fundían las hachas de bronce. Las piezas más destacadas son los dos moldes, uno de hachas de bronce de talón y dos anillas (de Los Oscos) y otro de hoces (de Castropol).

El hito de este área está compuesto por una recreación del Ídolo de Peña Tu deconstruido, podríamos decir. Con un interesante juego de planos cuadrados en blanco y negro se ha reproducido una gran fotografía del Ídolo. Los planos se giran, sobresalen y se meten, haciendo la forma que tiene este resalte rocoso. La parte decorada y grabada se muestra en color, y junto a ella se exponen dos espadas de bronce alusivas a los motivos pintados y grabados.

Lo más destacado del conjunto es la buena resolución general de la exposición, con vitrinas entrantes y salientes que la dinamizan, así como el juego con el Ídolo de Peña Tu, una nota de diseño y modernidad que equilibra el clasicismo de la exposición general.

Fallos en este apartado encontramos bastantes, casi todos derivados del discurso que presenta algunas digresiones un poco gratuitas, es decir, hipótesis expuestas como verdad científica sin la más mínima prudencia. Por ejemplo: se afirma el uso de las cuevas como zonas de hábitat cuando sólo se ha documentado en una en toda Asturias; se ofrece como certeza la hipótesis de la recolección de mies con mesorias de madera; se interpreta que los restos humanos localizados en el Aramo son enterramientos a propósito como ofrendas para devolver a la Tierra algo a cambio del cobre extraído sin más explicación… El lenguaje es más denso que en otros apartados de la exposición y se echa de menos un pequeño esfuerzo en destacar el arte esquemático, del que hay pocas muestras en Asturias, pero que merecen un apartado más allá del juego con Peña Tu.

En definitiva: una buena exposición con el exceso de literatura poco didáctica al que nos tiene acostumbrados el principal experto asturiano en esta época, Miguel Ángel de Blas Cortina.

Artículo relacionado: La Prehistoria en el Museo Arqueológico de Asturias.