A la luz del Calixtino

11 Feb

El sábado fuimos de visita al Archivo Histórico de Asturias para visitar una exposición temporal, siguiendo la noticia de El Comercio y la Televisión del Principado de Asturias, dedicada al Códice de Santiago, el famoso Códice Calixtino que hace dos años un empleado de la Catedral de Compostela tomó “prestado” provocando una noticia de repercusión mundial.

Calixtino_A la luz del Calixtino

La relevancia del códice en cuestión se basa en su antigüedad (data del siglo XII) y en su temática, ya que es una compilación de textos sobre el Camino de Santiago que ordenó hacer el arzobispo Diego Gelmírez.

Se compone de cinco libros: el primero es de carácter litúrgico; el segundo consiste en la recopilación de los veintidós milagros del apóstol Santiago; el tercero narra la traslación del cuerpo de Santiago desde Jerusalén a Iria Flavia; el cuarto es la crónica de Turpín, una curiosa aventura de Carlomagno por Hispania, en el fondo un cantar de gesta; y el libro quinto es la guía de las rutas jacobeas de la época, que da consejos prácticos a los peregrinos. Se llama “calixtino” porque sus promotores atribuyeron su autoría al papa Calixto II, uno de los grandes benefactores de la sede compostelana.

9731EXPO CODICE CALISTINO.jpg

La exposición es sencilla. Consiste en una serie de paneles que forman un círculo y que van narrando la historia de la conformación del códice. En el centro del círculo se expone la réplica del códice (el original está bajo siete llaves después del suceso tan surrealista de su robo). Entre los paneles se han incluido algunas pocas piezas, muy pocas, para ilustrar aspectos concretos: un capitel medieval de Santiago de Compostela, un collar de azabache, una réplica de la cruz de Alfonso III (la original se destruyó a principios del siglo XX) y unos cuadros de pintores contemporáneos dedicados al tema jacobeo. Un par de vídeos complementan este montaje.

9712EXPO CODICE CALISTINO.jpg

Podéis visitar la exposición hasta el 23 de febrero, o sea, que hay que darse prisa. Merece la pena, aunque sea poca cosa, porque está bien planteada y es accesible para todos los públicos. En media hora se puede ver todo a fondo y está resuelta con gusto. Así uno profundiza realmente en la historia de este libro que, sin duda, tiene un gran interés.

Lo más sugerente, en nuestra opinión, es la inteligencia del Xacobeo de Galicia, el ente que se gestiona la conmemoración de los años santos compostelanos, que ha sabido transformar un hecho inicialmente negativo, en una excusa para dar a conocer el Camino de Santiago y uno de sus tesoros más preciados: el códice Calixtino.

La primera imagen es el cartel oficial de la exposición tomado de la web del Xacobeo de Galicia. Las otras dos fotos son préstamo de El Comercio, realizadas por Jesús Díaz.

Anuncios

Arte sin artistas

6 Ene

Hace unos días leímos en hoyesarte.com la noticia de una nueva exposición temporal en el Museo Arqueológico Regional de Madrid dedicada al mundo paleolítico cantábrico.

Arte sin artista_01

A partir de la excusa del espectacular ciclo de arte rupestre cantábrico esta institución ha planteado una muestra que incluye piezas únicas de arte mueble. Se acompaña de todos los demás argumentos necesarios que explican las formas de vida durante el paleolítico superior y su evolución a lo largo de tan largo periodo de tiempo.

La exposición se inició el 18 de diciembre de 2012 y tendrá sus puertas abiertas hasta el día 7 de abril de 2013. Es una buena excusa para hacer una excursión hasta la capital y pasar una mañana por Alcalá de Henares.

La foto la hemos tomado prestada de la web del propio Museo Regional de Alcalá.

La Escolanía de San Salvador triunfa con el Requiem de Rutter

1 Dic

Ayer la Escolanía de San Salvador puso fin al VIII Ciclo de Música Sacra, Maestro de la Roza, en la Iglesia del Monasterio de San Pelayo de Oviedo, donde interpretó el Requiem de John Rutter.

El concierto fue dedicado a la memoria de Diego Monestrina Labra, un niño de 13 años fallecido hace unos meses, pérdida muy sentida para el coro de la Escolanía y para las hermanas de San Pelayo, como recordó la madre abadesa Rosario del Camino Fernández-Miranda.

Maestro de la Roza_2012_John RutterLa obra de John Rutter se interpretó de forma brillante y plena de emoción. Se trata de una partitura contemporánea que sabe reunir la fuerza de la música clásica más conocida con la renovación del lenguaje más actual, lo que la sitúa a la altura de otras misas de requiem clásicas como las de Mozart, Brahms o Verdi.

Para nosotros destacaron las voces femeninas que demostraron su gran trabajo y su esfuerzo para alcanzar con éxito las exigencias más agudas de esta obra, apoyadas en la solidez y la fuerza de las voces masculinas, todos ellos bajo la batuta del responsable musical del ciclo, Gaspar Muñiz.  El coro fue acompañado por media docena de instrumentos: el órgano de San Pelayo, a las manos de Elisa García Gutiérrez, el oboe de Juan Ferriol, maestro principal de la OSPA, el arpa de Miriam del Río, también maestra de la OSPA, la flauta de Alba García, el violonchelo de Elena Miró, y la percusión a cargo de Andrés García y Jaime Moraga. El ritmo intenso que marcaron los timbales y el órgano, la fuerza del cello y la dulzura de los pasajes del oboe y del arpa complementaron a la perfección los matices emotivos de esta obra, que como buena misa de requiem se mueve entre la manifestación de tristeza y el recogimiento por la pérdida de la vida terrena y el sentimiento de triunfo sobre la muerte que significa alcanzar la plenitud de la vida eterna.

Maestro de la Roza_2012

La iglesia de San Pelayo se quedó pequeña para este concierto. El público asistió con un respetuoso y emocionado silencio que explotó en intensos aplausos al finalizar la obra, ante una interpretación extraordinaria. A continuación la Escolanía rindió homenaje a sor Ángeles Álvarez Prendes, maestra de música sacra que, desde la clausura de San Pelayo y con ayuda del Alfredo de la Roza, se enfrentó a la renovación de la música sacra después del Concilio Vaticano, de forma que se pudo mantener el uso litúrgico y religioso de la música gregoriana, expresada en lengua castellana. Sobrepasada por este reconocimiento Sor Ángeles explicó con sencillez esta labor que confesó no sentir como extraordinaria, sino como simple fruto de su trabajo y de su obligación; para transmitir sus sentimientos citó el Salmo 138, “es sublime y no lo abarco“, que resume a la perfección su emoción.

Maestro de la Roza_2012_Sor Maria

Finalizó  así el trabajo de este año de la Escolanía de San Salvador. Asturias es una región rica en grupos corales con gran tradición. Aunque los más conocidos sean el coro de la Fundación Príncipe de Asturias, el coro universitario o el coro de la Ópera de Oviedo, existen varias escolanías, coros, ochetes… agrupaciones de todos los tamaños. Buen ejemplo es esta Escolanía de San Salvador, como también lo son los coros de la asociación Siero Musical, de los que hemos hablado en otras ocasiones.

Todos ellos son buena muestra de la capacidad de la sociedad civil para organizarse en torno a una manifestación de la cultura, para estudiar y profundizar en ella, para practicarla, mantenerla viva y difundirla. La mínima aportación que las instituciones públicas aportan como ayuda se ve multiplicada, gracias al trabajo sin descanso de asociaciones como estas, en la divulgación de conocimiento y de sentimientos, en definitiva, de cultura.

Por todo ello, desde nuestro blog queremos animar a la Escolanía de San Salvador a que continúe llenando con tanto entusiasmo el amplio espacio de la música sacra, uno de los capítulos musicales más ricos de nuestra sociedad.

Las imágenes del acto de ayer las hemos tomado prestadas de LNE; concretamente la de sor Ángeles con Ignacio Rico es de Luisma Murias.

Ciclo Maestro de la Roza 2012

5 Nov

Todos los años el otoño ovetense se viste de música, cada año con una mayor oferta y una mayor variedad. A los conciertos de música clásica y a la ópera se ha sumado como una cita ineludible el Ciclo Maestro de la Roza organizado por los responsables de la Escolanía de San Salvador.

Este ciclo se caracteriza por cuatro constantes: la programación de música sacra, el uso de sedes incomparables como la iglesia de San Isidoro el Real de Oviedo, la combinación de obras de autores barrocos y clásicos con obras de autores contemporáneos, y la gratuidad.

Este año 2012 el ciclo contará con la participación de Ars Poliphonica, una coral cántabra de larga trayectoria, el organista Ibán Huertas y la Escolanía de Covadonga. Cerrará el ciclo, como todos los años, la Escolanía San Salvador, que estrenará en Asturias el Requiem de John Rutter, compuesto en 1985. Para descargarte el programa de este año pincha aquí.

La cita es los viernes de este mes de noviembre en la iglesia de San Isidoro el Real de Oviedo, salvo el último, el día 30, en el que el concierto se celebrará en la iglesia de las Pelayas. Imperdonable perdérselo. Hay pocas ocasiones para disfrutar de este tipo de música y de poder apreciar el interés de estas iglesias no solo como joyas arquitectónicas o lugares de culto. Os dejamos el link de un vídeo de YouTube con el inicio del Requiem de John Rutter, versión del Coro de Monteverdi, para ir abriendo boca.

A estos conciertos se pueden añadir otros de música ¿barroca?, en el ciclo Oviedo Barroco que organiza el Ayuntamiento de Oviedo. En este caso se trata de tres conciertos que no son gratuitos, ni parecen enmarcados en un programa tan coherente como los ciclos del Maestro de la Roza… De hecho uno de los grupos interpretará realmente música medieval; es el caso de Cinco Siglos que interpretará “Sones de instrumentos”, monodias instrumentales en tiempos de las Navas de Tolosa, que fue en el año 1212, no en el siglo XVII… Además de este grupo vendrán también Anna Bonitatibus (2 de diciembre), que cantará arias de Rossini (¿barroco tardío de 1830-1835?), y la European Union Baroque Orchesta, que será la encargada de iniciar este abono el 12 de noviembre. Esta agrupación promete obras de Muffat, Haendel y Corelli, lo que sí parece responder al concepto barroco estándar.

Gallaecia petrea

28 Oct

Un despropósito como La Ciudad del Cultura tenía que inagurarse con una exposición digna, que en vez de llamarse la exposición temporal del despropósito, se llama Gallaecia petrea.

La sala de exposiciones temporales de La Ciudad de la Cultura, que viene a ser casi como el Museo de la Evolución Humana de Burgos, pero aquí sólo para temporales (¿¡!?) es el mamotreto que está más al fondo de los edificios construidos en este complejo. La primera sorpresa: mucho edificio, pero la entrada, como quién entra en una oficina de medio pelo, y ni un triste indicador.

Gallaecia petrea es una historia de Galicia a través de la piedra. Quédense con esto, porque no hay más hilo conductor de esta exposición. No sabemos quién la pensó. Mejor dicho: sabemos que no hubo nadie que pensara detrás de esto. Simplemente había que arrejuntar toda la piedra trabajada que se encontrara por el antiguo Reino de Galicia y ponerla allí.

Si alguien cree que exageramos verá que quien no pensó el argumento de la exposición, sí pensó que colocar dignamente cosas tan pesadas era un poco chungo. Así que tirando de la tradición de diseño y modernidad de la Galicia del Museo de Bellas Artes de Coruña y su Escuela de Arquitectura, la museografía es un alarde de modernidad. Qué mejor soporte para la piedra que pallets de madera. Así que las piezas se exponen como si estuvieran en un almacén de piedra de un museo arqueológico cualquiera. La fina ironía de esta metáfora cruel de la situación real de los museos arqueológicos de España (meros almacenes de seres inertes) cautiva el espíritu de cualquier poeta!!

La exposición se divide en Geología, Prehistoria, Roma, Medievo, Moderna y Contemporánea. La concepción museográfica es una mezcla entre lo decimonónico y la modernidad hippie. Por un lado las piezas no se explican, con lo cual, en plan decimonónico, que el visitante se siente delante de la piedra hasta que el espíritu de la historia le posea con su sabiduría. Por otro lado se presentan unos vídeos, uno por apartado, en plan metafísico: el agua, la piedra, la luz, Galicia, el espíritu de la piedra, el espíritu de lo gallego… Eso sí, en unas pantallas led modulares, que son una pasada, ya que permiten juntar módulos para hacer pantallas gigantes, y se ven muy bien.

Nos sorprendió encontrarnos algunas piezas asturianas. Unas mazas y unas hachas de las Minas del Aramo (tranquilos, que no se explica nada sobre minería prehistórica… para qué!), la lápida de Nicer y la lápida de Asturum et Luggonum.

¿Os recomendamos la visita? Pues sí. Por dos razones. La primera porque las piezas no hablan, pero son extraordinarias, así que por muy poco uno sepa, siempre hay un goce ante lo estético y ante la piedra antigua. La segunda porque estos despropósitos hay que verlos en primera persona, porque los responsables últimos de que se hagan estas cosas sin pensar en la sociedad, sólo para mayor gloria de quiénes la organizan, es nuestra, de todos los ciudadanos.

Así que os animamos a todos a ir: hasta el 15 de diciembre de 2012 está prevista, pero seguro que amplían, no por afluencia de público, sino porque será más caro transportar toda esa piedra otra vez a su sitio que tenerla allí tres meses más… Por cierto. Ni preguntéis por el catálogo: la España Sagrada del Padre Risco ofrece un texto más moderno (y es más barata).

La Ciudad de la Cultura

20 Oct

Seguimos explotando la vis galaica. Otra cosa interesante para ver en Galicia es una exposición temporal que hay en la Ciudad de la Cultura de Santiago de Compostela, titulada Gallaecia petrea.

En primer lugar prepárense todos para reir y no parar. Ríanse de las Olimpiadas de Barcelona ´92, de la Expo de Sevilla, las urbanizaciones de Paco el Pocero o de La Laboral de Gijón. La palabra desproporción alcanza un nuevo significado después de ver la Ciudad de La Cultura de Santiago de Compostela.

Que no se sorprenda el visitante, que verá cerrando el horizonte de Santiago estos majestuosos edificios con forma de olas, pero no encontrará ni un triste cartel que le diga por dónde acceder en coche. Spain is different, ya se sabe.

Que no se sorprenda el visitante cuando llegue al aparcamiento y vea que el diseñador que lo discurrió lo dispuso más alto que los edificios, para que destaque la explanada del aparcamiento, no las construcciones. Humildad fingida, que ya verán dentro.

Que no se sorprenda el visitante cuando observe el aparcamiento vacío. No es una película de miedo. Es que quién va a ir a perderse a las afueras de Santiago de Compostela con todo lo que hay para hacer en Galicia (sus costas, sus restaurantes, sus catedrales, su animada vida urbana, sus fiestas y sus gentes).

Que no se sorprenda el visitante ante la magnificencia de la arquitectura, esos bloques de piedra para techar. ¡¡Piedra en bloques!! Nada de lajas de pizarra. Piedra, mucha piedra, por todos lados. Y hormigón. Porque para aguantar toda esa piedra tiene que haber hormigón ahí debajo para construir seis torre gemelas en Nueva York. Eso sí, sólo verán ustedes piedra.

Un edificio, dos, tres, cuatro, el agujero de otro, una plazoleta, otra plaza… Una cafetería casi vacía y enfrente la ¡Biblioteca de Galicia! Claro hombre, si yo venía aquí a sacar un libro prestado, a las afueras de Santiago, para luego ir a la playa a leerlo… Sí, ya sé que es la era pre-e-book y que San Google tiene al beato Google-books, pero es que soy un clásico… Uy, si me he olvidado el carnet. Bueno: vuelvo el lustro que viene, que esto me queda tan a mano y está tan bien indicáu… Cuenta la leyenda que se han vaciado unas cuantas bibliotecas gallegas para dotar de fondos a esta revolucionaria institución.

Bueno. La exposición temporal la dejamos para la siguiente, porque sólo la Ciudad de La Cultura ya supera con creces la dimensión de una entrada de blog razonable.

Acabaremos con la reflexión de ¿y por qué? Barcelona ´92 colocó a España y a la ciudad catalana en el mundo. La Expo de Sevilla idem. Entre las dos nos animaron el PIB un par de puntos y nos dieron una miniera de crecimiento. Las urbanizaciones de Paco el Pocero no tiene perdón, la verdad. La Laboral de Gijón, por más que queramos criticarla, es un edificio que ya existía, fruto de la megalomanía de un ministro falangista de Franco… Algo había que hacer: o lo dejábamos caer o lo utilizábamos.

¿Pero, y esto?, que diría un gallego.

Arquitectura medieval para todos los públicos

13 Oct

Os presentamos hoy dos webs muy interesantes dedicadas al patrimonio arquitectónico más señero de España.

La primera es Mirabilia Oventensia y se centra en los edificios de la época del Reino de Asturias que hay en Oviedo y sus cercanías. Pese a su carácter un poco local, es muy interesante, ya que incluye varios edificios de primer orden, como pueden ser San Julián de Los Prados o la Cámara Santa.

Se trata de una web con vocación didáctica y divulgativa, que aúna los datos históricos y la descripción arquitectónica, con propuestas de reconstrucciones 3D de  dos tipos. En primer lugar, edificios que han llegado a nosotros,  como por ejemplo Santullano o la Cámara Santa, a los que incorpora elementos de los mismos que se han perdido: canceles, altares, celosías, pinturas, etc. En segundo lugar, construcciones que han desaparecido hace tiempo, sobre las que se formulan hipótesis reconstructivas como la Catedral medieval de San Salvador o la basílica de Santa María. Todo ello permite una aproximación veraz y rigurosa a como era la arquitectura del Reino de Asturias antes de sufrir los implacables efectos del discurrir de los siglos.

Sus propuestas están muy bien documentadas, unas veces en base a estudios publicados de expertos en la materia, y otras veces en base a las propias investigaciones del creador de la web, Francisco José Borge Cordovilla, cuyo exhaustivo conocimiento del tema convierte sus planteamientos en hipótesis razonables y perfectamente plausibles.

La segunda web es Arquivoltas, dedicada al románico en España. Como web es un poco rústica, pero su contenido es enciclopédico. Se trata de un fondo documental muy interesante ya que ofrece la descripción de los edificios con gran cantidad de imágenes, ordenados perfectamente por provincias. Sin duda un material excelente para cualquier estudiante y cualquier profesor que necesite información sobre este tema.

El Museo Nacional de Ciencia y Tecnología

5 Oct

Uno de nuestros amigos ha visitado la sede del Museo Nacional de Ciencia y Tecnología en A Coruña y nos ha pasado sus impresiones para nuestro blog. Este museo fue inaugurado en mayo por los Príncipes de Asturias. Se trata de un proyecto del gobierno Zapatero, seguramente pensado para mayor gloria del final de su segunda legislatura; sin embargo, al adelantar las elecciones (y no cumplir los plazos) se lo ha llevado el siguiente…

Este Museo tiene, hasta ahora, dos sedes. La primera está en Madrid, y según su web es provisional, de forma que comparte ubicación con el Museo del Ferrocarril del Paseo Delicias. La segunda es la inagurada en A Coruña, según parece como primera ventana del museo hacia el resto se España, ya que tiene vocación de abrir varias sedes por todo el territorio nacional.

En A Coruña ha ocupado el edificio de cristal, un enorme edificio que está más allá del estadio de Riazor. Lo primero que sorprende es la entrada, que está por detrás, no por el esperable lado del paseo marítimo. Lo segundo que llama la atención es que de las ocho plantas sólo se han inagurado cuatro.

El personal del museo te insisten en la hora a la que hay que ir a ver a Pepexán y su compañera. Se trata de dos robots que introducen la entrada. Parecen pensados como enganche para los niños, y a determinado rango de edad, sin duda les llamará la atención. A nosotros nos pareció que se da demasiado a bombo a un recurso simpático pero que hace un discurso excesivamente largo, que intenta tener gracia sin conseguirlo, y que ha nacido ya viejo (C3PO se movía con más agilidad hace treinta años).

La primera sala visitable incluye una miscelánea dedicada a la tecnodiversidad (a través de la evolución u múltiples tipos de martillos), a piezas de laboratorio de física y química, a patentes de objetos cotidianos (como las cuchillas de afeitar), un rincón chapuzas para montar y desmontar trastos, y una zona de curiosidades.

La segunda sala se llama “mayúsculas” y se dedica a máquinas de grandes dimensiones como una linterna de la torre de Hércules, un alambique gigante del siglo XVIII o el primer ordenador que hubo en España, de 1959, cuyo tamaño es como el del salón de un piso actual.

La sala “patrimonio” recoge varios objetos del siglo XVIII como un astrolabio, un sextante, un reloj de sol… Hay también una galería de innovadores españoles, y finalmente la sala Iberia, que contiene el morro del avión Jumbo Lope de Vega, que sirvió para la compañía Iberia, que en 1981 transportó a España el Guernica de Picasso desde Nueva York. Completan la sala otros elementos como la turbina de un motor de un Boeing 747, una sección de un ala o unas cajas negras de avión.

En general los museos de ciencia siempre nos han parecido atractivos. Aunque no tengan un hilo conductor claro o definido, siempre tiene recursos y objetos sorprendentes y muy atractivos. En este Museo nos ha gustado que sus paneles están en tres idiomas, pero no con el texto repetido en esos tres idiomas, sino con una parte de la historia en castellano, otra en gallego y otra en inglés. Sin duda una buena forma de fomentar el plurilingüismo sin agobiar y de forma dinámica. La sala patrimonio es un poco sosa; la sala miscelánea es un poco caótica y confusa, pero sus argumentos parciales son interesantes.

La mejor sala, sin duda, es la sala Iberia, dedicada al avión. No es apta para temerosos del aire, porque al ver los materiales tan ligeros con los que se hace el avión (aunque sean de la mayor resistencia), alguno igual no vuelve a pisar un aeropuerto… Pero es impresionante ver una sección de un avión tal cual, con el descomunal tamaño de una de las naves más grandes que han surcado el aire. Se puede subir por una escalera viendo sus diferentes plantas, zona vip incluida, cuyas butacas tipo “de cine” harían palidecer al dueño caradura de Ryanair. Lo mismo sucede con la turbina, un amasijo de metal descomunal ante lo cual uno se pregunta, ¿cómo vuela esto?

Así que la exposición es más que recomendable, sin que por ello podamos obviar una reflexión sobre lo que ha sido la política cultural de los últimos años. Un auténtico despropósito. Cuando uno ve un edificio tan inmenso, que se hizo sin conocer su destino final y que se llenó con este museo como solución para darle contenido, que el proyecto era tan faraónico que se dejó a medias, cuando ve uno la cantidad de personal y de recursos que supondrá el mantenimiento de este edificio, se pregunta uno, ¿a dónde vamos? De dónde venimos, ya lo sabemos: de la insesatez. Pero, ¿a dónde vamos?

A Coruña es una ciudad española importante, la nº 17 por población, pero esta oferta cultural nos parece exagerada. Recordemos que tiene un museo de bellas artes, un museo arqueológico de la ciudad, la torre de Hércules, un acuario y el extraño complejo de la Domus, que viene a ser otra especie de museo de la ciencia… No dudamos que hay que evitar que todos los museos estén en Madrid y Barcelona, y sin duda es mejor gastar el dinero en esto que en construir más pisos en primer línea de playa pero, ¿habrá gente para visitar todo y tanto?

FERIARTE Oviedo 2012

27 Sep

Esta tarde se inauguró la segunda Feria de Arte de Oviedo, en la plaza de Trascorrales, en el antiguo mercado del pescado, en Oviedo. Los participantes en este encuentro son las galerías de arte de la ciudad, más alguna institución pública como el Museo de Bellas Artes o la Escuela de Arte de Oviedo.

Nos hemos pasado por allí esta tarde y la verdad es que estabamuy  animado. Hay obras de todo tipo, desde un Miró de 8000 euros hasta pequeños cuadros por menos de 200 euros. Realmente no están los tiempos para hacer grandes gastos, pero no nos cabe duda de que este tipo de obras pueden ser mucho más originales que la mayoría de trastos seriados e industriales, no precisamente baratos, de muchas tiendas de decoración.

Así que si tenéis un rato no dudéis en acercaros, aunque sólo sea para disfrutar de la experiencia estética! Estará abierto hasta el domingo 30 de septiembre.

La Quinta de Selgas

21 Sep

Como prometimos en la entrada anterior, hoy os contamos algo sobre la Quinta de Selgas, situada en El Pito, en Cudillero. Este palacete fue contruido por la familia Selgas a finales del siglo XIX y está considerado como el “Versalles asturiano”.

La familia Selgas disponía de un rico patrimonio, especialmente el hermano mayor, Ezequiel, que permitió que otro de sus hermanos, Fortunato de Selgas Albuerne, pudiera dedicarse al diletantismo, a la promoción de las artes, a la arqueología y a diseñar una casa familiar de corte historicista que adornó con todo tipo de obras de arte.

El palacete se dispone entre dos grandes jardines, uno diseñado al estilo francés de Versalles (geométrico, adornado por esculturas, urbanizado y abierto) y otro diseñado al estilo inglés (boscoso, cerrado, con caminos laberínticos).  No se trata de unos jardincillos, sino que tienen una extensión notable, especialmente el jardín inglés, en el que llegó incluso a hacerse un lago artificial y unos invernadores para surtir de plantas a los jardineros.

El edificio cuenta en la planta baja con una biblioteca y un comedor, al que adosa un pequeño comedor de verano que deja a todo el mundo con la boca abierta por su elegancia, desperando en cualquiera el deseo de tener una salita así en nuestra casa para desayunar… Además hay varias salas entre las que destaca un salón de baile hecho a imitación del gran salón de los espejos de Versalles.

En la planta alta se encuentran las habitaciones, cada una de un estilo diferente (francés, pompeyano…), una para cada hermano de la familia, adornada con cuadros y antigüedades de primer nivel. Así a lo largo de la visita lo mismo se puede ver un Greco que un Goya. Aparte de su cama con dosel, todos los dormitorios tienen su escritorio, sillas, sillones y un coqueto servicio en esquina con armarios, espejos y lavamanos para el aseo personal. Sin duda un elemento más que sorprendente. Todas ellas tienen su techo pintado por Casto Plasencia, uno de los artistas de la colonia de Muros.

En la parte trasera del palacio se encuentra el pabellón de los tapices, que alberga una colección de tapices, obviamente. En ella se ha dispuesto la exposición temporal con los bodegones de Meléndez al que dedicamos una entrada anterior.

Después de pasear por el jardín inglés la visita finaliza en el Museo Escolar, inagaurado en el año 2000, que recoge el material de estudio de una escuela de principios del siglo XX. La familia Selgas, como buenos mecenas, beneficiaron ampliamente su propia tierra, pagando la construcción de unas enormes escuelas públicas, o de la iglesia del pueblo. Con su financiación Fortunato de Selgas llegó a restaurar la iglesia de San Julián de Los Prados, en Oviedo.

La visita está bastante limitada. Está prohibido hacer fotos, no se deja utilizar el móvil, no se puede tocar nada (obviamente), hasta el punto de que se pone a los visitantes unas zapatillas al entrar en la casa para evitar dañar los suelos de la Quinta, ya que cada uno tiene un diseño diferente. La visita es guiada; en nuestro caso fue con audioguía, y dura unas dos horas. Se puede criticar el contenido de la audioguía, que parece escrito por un historiador del Arte para historiadores del Arte, es decir, con más autocomplacencia que sentido didáctico, y sobre todo, un poquito largo. Como quiera que sea, resulta útil y efectivo.

En definitiva, una visita más que recomendable, del mejor ejemplo asturiano de lo que fue el fenómeno del coleccionismo y el mecenazgo de las familias pudientes tan conocido y presente en otras partes del mundo. Familias como esta son las que constituyeron las colecciones del Metropolitan de Nueva York, por poner un ejemplo de sobra conocido. A escala más reducida, pero igualmente singular, tenemos en Asturias, en un concejo tan bonito como Cudillero, la Quinta de Selgas.

Si queréis una descripción más detallada del palacete, pinchad aquí.