Archivo | Museografía RSS feed for this section

FERIARTE Oviedo 2012

27 Sep

Esta tarde se inauguró la segunda Feria de Arte de Oviedo, en la plaza de Trascorrales, en el antiguo mercado del pescado, en Oviedo. Los participantes en este encuentro son las galerías de arte de la ciudad, más alguna institución pública como el Museo de Bellas Artes o la Escuela de Arte de Oviedo.

Nos hemos pasado por allí esta tarde y la verdad es que estabamuy  animado. Hay obras de todo tipo, desde un Miró de 8000 euros hasta pequeños cuadros por menos de 200 euros. Realmente no están los tiempos para hacer grandes gastos, pero no nos cabe duda de que este tipo de obras pueden ser mucho más originales que la mayoría de trastos seriados e industriales, no precisamente baratos, de muchas tiendas de decoración.

Así que si tenéis un rato no dudéis en acercaros, aunque sólo sea para disfrutar de la experiencia estética! Estará abierto hasta el domingo 30 de septiembre.

Anuncios

Fruta de verdad, como era antes…

14 Sep

La Fundación Selgas-Fagalde y el Museo del Prado se han puesto de acuerdo para organizar una exposición con un gran número de bodegones de Luis Meléndez, que se puede visitar hasta el día 23 de septiembre en la Quinta de Selgas, en El Pito, en Cudillero, a pocos kilómetros de Avilés.

Estos cuadros forman parte de una colección que se le encargó a Luis Meléndez con el fin de decorar el futuro Museo de Ciencia Natural. Aunque el encargo fue suspendido y no se finalizó, el pintor llevó a cabo la confección de más de cuarenta, que forman parte de los fondos del Museo del Prado.

Lo más interesante de los cuadros es que su autor intentó ir reflejando uno a uno, diferentes alimentos, principalmente frutas y verduras, con un ajuar procedente de las diferentes regiones de España. La perfección de la pintura, la minuciosidad de los detalles y el brillo de los colores acercan estos cuadros a la estética de la pintura flamenca al óleo sobre tabla.

Una amiga nuestra nos comentó su principal sorpresa cuando vio la exposición: el realismo de la fruta, sus imperfecciones, la diferencia entre unos ejemplares y otros, la fruta con manchas, con pequeñas picaduras, con un lado pocho… Cosas que hoy en día no estamos acostumbrados a ver en este mundo de consumo de cosas perfectas, todas iguales, todas garantizadas, todas insípidas.

Queda sólo una semana para visitar la exposición, pero os animamos a ir. La entrada es cara, 9 euros, pero la exposición lo merece porque incluye la visita a la Quinta de Selgas, una casa de fines del siglo XIX y XX a la que dedicaremos otra entrada. Merece la pena porque es difícil entrar en este edificio, un museo visitable, pero completamente privado y con muchas restricciones fuera de estas ocasiones especiales.

Las artes de Piranesi

7 Sep

El día 9 de septiembre finaliza una muestra del Caixa Forum de Madrid dedicada a Giambattista Piranesi, arquitecto, grabador, anticuario, vedutista y diseñador nacido en Venecia en 1720 y fallecido en Roma en 1778.

La exposición se compone de una amplia colección de grabados de este autor (250), tanto aquellas dedicadas a arquitecturas y perspectivas como otras que se centraron en el estudio de objetos y mobiliario. Se completa con la exposición de ocho prototipos fabricados a partir de los dibujos de este hombre.

Su influencia en el artes, la estética y nuestra manera de comprender el pasado es patente hoy en día. Si bien por una parte refleja las antigüedades y las arquitecturas que dibujaba de forma realista, por otra parte añade siempre un entorno y unos detalles visionarios, que han dado pie a visiones románticas y hasta “góticas” de los antiguos monumentos. Los organizadores de la exposición han insistido en su influencia hasta en Salvador Dalí, por ejemplo.

Si tenéis oportunidad no lo dudéis. La exposición se cierra el domingo día 9 de septiembre.

La maleta mexicana

1 Sep

Vueltos de las vacaciones estivales empezamos el curso con información sobre una exposición de fotografía.

El Círculo de Bellas Artes de Madrid inauguró en julio una interesante exposición con las fotografías de la llamada “maleta mexicana” del Robert Capa, pseudónimo de un fotógrafo húngaro que circuló por los diferentes escenarios bélicos y artísticos desde los años 30 hasta los años 50 del siglo pasado.

La exposición recoge todas las fotografías localizadas en tres cajones cuya pista se había perdido y que aparecieron en México. Estas fotografías muestran, principalmente, personas y escenas de la Guerra Civil en España. Como suele suceder en estos casos, son fotografías con la fuerza estética que ofrece el blanco y negro, y con el impacto que provocan las imágenes de personas normales y reales en actividades cotidianas, cotidianas dentro de unas circunstancias bélicas, claro.

La foto de esta entrada y la pista de esta exposición la hemos visto en la web Qué sabes de donde podéis ver más fotografías. También photoespana recoge fotografías de esta muestra.

Ildefonso Sánchez del Río, el ingenio de un legado

16 Jul

Durante este mes de julio se puede visitar en la Casa de la Cultura de Pola de Siero una interesante exposición con el título Ildefonso Sánchez del Río Pisón, el ingenio de un legado.

Sánchez del Río fue uno de los ingenieros más importantes que desarrolló su trabajo en España y especialmente en Asturias, desde la década de 1920 hasta la década de 1970. Ha pasado a la historia como uno de los primeros diseñadores del hormigón armado, dejando muestras singulares principalmente en la ciudad de Oviedo y en Pola de Siero.

Como ingeniero municipal del Ayuntamiento de Oviedo, al principio de su carrera, se familiarizó con los problemas urbanísticos. Una de sus obras más destacadas, y muy valorada en la época, es el cuarto depósito de aguas de El Cristo en Oviedo.

Para Pola de Siero las contribuciones de este ingeniero fueron singulares, dentro del potente ensanche y urbanización al que se enfrentó esta villa a partir de la década de 1920. La construcción del gran mercado de La Pola, concebido como dos grandes cilindros que se encuentran, con su cubierta característica con forma ondulada, es seguramente su obra más señera. Además de este edificio, sus famosos paraguas de La Pola, Langreo y Oviedo, o el impresionante palacio de los deportes de Oviedo son sus obras más reconocidas.

La muestra permite hacer un recorrido muy visual por la obra de este adelantado a su tiempo, que planteaba sus edificaciones con una gran pureza de líneas, desde un claro sentido geométrico del funcionamiento de los pesos y fuerzas de sus estructuras. Fotografías antiguas, planos originales, dibujos, hojas de cálculos y algunas maquetas acompañados de breves explicaciones, permiten casi de un vistazo hacerse una idea clara de la grandiosidad y de la trascendencia de la obra Sánchez del Río.

Las Reales Atarazanas de Barcelona

5 Mar

Cualquiera que haya visitado el antiguo Museo Marítimo de Barcelona se habrá llevado una impresión un tanto extraña. Dentro de un edificio sorprendente, de piedra, oscuro, de evidente antigüedad, se ubicaban unos barcos enteros, vitrinas viejas y una exposición densa, que hace diez años ya parecía anticuada. Es difícil comprender cómo algo tan bonito como son los temas marineros han sido objeto de exposiciones tan aburridas en todos los museos de este tema que hemos conocido hasta hoy.

Pero a todo le llega el momento de la reforma. Así que se cerró el museo y se inició su renovación. Se despejó el interior y ahora es más fácil apreciar la grandiosidad del edificio. Pero lo más sorprendente está siendo la investigación arqueológica que precede a las obras. Precede, aquí sí. No como en otros sitios donde se hace de forma simultánea cuando no a toro pasado…

La noticia es de El País. Pinchad aquí para leerla con calma.

La Guerra Civil americana en imágenes

16 Feb

Recientemente el magacín americano The Atlantic ha publicado un especial dedicado a conmemorar el 150 aniversario del inicio de la Guerra de Secesión Americana (1861-65).

Al hilo de este reportaje In Focus, el blog de fotografía de esta revista, ha publicado hasta el momento tres series de fotogramas, dedicadas respectivamente a lugares emblemáticos de la contienda, las gentes (quizá la más impresionante de las tres) y a imágenes estereoscópicas. Podéis visualizar su contenido en los siguientes enlaces.

The Civil War, part I, The Places

The Civil War, part II, The People

The Civil War, part III, The Stereographs

Aprovechamos de paso para facilitaros un enlace a la fabulosa colección de más de 7000 fotografías del conflicto que conserva la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos. Como recordaréis, hace unos meses publicamos una entrada a otra colección depositada en esta misma biblioteca, en este caso dedicada a una interesante colección de fotografías en color sobre el Imperio Ruso.

Divulgar para conservar

26 Nov

Tal y como habíamos anunciado, el pasado jueves 24 de 2011 se llevó a cabo la presentación del libro El arte paleolítico de Tito Bustillo. Cazadores y artistas de la cueva del Pozu´l Ramu. Su autor, Miguel Polledo González, insistió en la necesidad de dar a conocer y de divulgar el arte rupestre como mejor fórmula para favorecer su conservación.

Al acto acudió numeroso público y varios medios de comunicación. Agustina Álvarez Julbes, directora de la Agencia de Bibliotecas, del Libro y de la Lectura del Gobierno de Asturias, destacó la calidad material y formal del libro.

Jorge Fernández Bustillo, hermano de uno de los descubridores de la cueva cuya trágica muerte animó a darle su nombre a este yacimiento, destacó la importancia de la política de protección del arte rupestre llevada a cabo durante los últimos viente años en Asturias. Anotó también varias asignaturas pendientes dentro de la política de conservación del arte rupestre como la publicación de los estudios técnicos que se han servido como sustento de las actuaciones de estos años realizados por Javier Fortea Pérez y Manuel Hoyos.

Marco de la Rasilla, profesor de la Universidad de Oviedo, ejerció de moderador del acto, destacando entre otras cosas, las fotografías del libro que ofrecen nuevas y diferentes perspectivas del arte de la cueva, yendo de lo general a lo particular, mostrando el posible punto de vista del artista paleolítico. En la web de nuestra editorial se pueden contemplar algunas páginas del libro que demuestran este hecho. Pincha aquí para verlo.

Se echó en falta la presencia de algún representante del Ayuntamiento de Ribadesella, pese a que se invitó expresamente a la máxima autoridad municipal. Lamentablemente la corporación actual insiste en dar la espalda al equipamiento cultural más importante del concejo y al yacimiento más internacional con que cuenta Ribadesella.

La prensa regional también se ha hecho eco de la presentación. Os dejamos algunos enlaces para que podáis ampliar la información.

Público-La Voz de Asturias: En Tito Bustillo pueden aparecer más pinturas.

El Comercio: Tito Bustillo corre serio peligro.

La Nueva España: Miguel Polledo presenta un libro sobre la cueva de Tito Bustillo.

Desde Ménsula Ediciones agradecemos al Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo y a su personal la colaboración y el esfuerzo por la organización de este acto. También agradecemos al numeroso público su asistencia y la calurosa acogida tanto al libro como a su autor.

De la colección de la Comisión de Monumentos al Museo Arqueológico de Asturias

12 Oct

Sexto y último capítulo sobre la nueva exposición del Museo Arqueológico de Asturias. El último apartado que vamos a reseñar sobre esta renovada institución se corresponde con la historia del Museo y de la Arqueología en Asturias.

Bajo el título De Colección a Museo se recoge el devenir de la colección, que se inició con los trabajos de recopilación de materiales que realizó la Comisión Provincial de Monumentos Histórico Artísticos a partir de 1846. Durante un siglo esta institución se dedicó a recopilar los restos de iglesias y monasterios desamortizados y arruinados, las donaciones de coleccionistas y miembros de la propia comisión, así como los materiales de alguna excavación patrocinada o amparada por ellos mismos.

A partir de 1934 empieza a tomar forma la idea de crear un Museo Arqueológico provincial, al declararse Monumento el Claustro de San Vicente con el fin de iniciar las obras para convertirlo en sede estable del Museo. La reforma no culminará hasta 1952, inaugurándose la nueva exposición el día de San Mateo, fiesta local de Oviedo.

En la actual exposición esta historia se recoge en dos escenografías de carácter evocador. Por un lado se simula el aspecto de Museo de la Comisión, que más bien era un almacén de antigüedades donde las piezas se apilaban unas sobre otras sin mucho orden. Por otro lado se recrea la imagen que muchos tenemos en la retina aún del Museo Arqueológico tal y como estuvo hasta el año 2003 en que se cerró para iniciar su reforma: cuatro largos pasillos del Claustro de San Vicente con unas grandes vitrinas mesa de madera que contenían cientos de piezas. La escenografía ubica dos de estas vitrinas con una foto del pasillo de Prehistoria de fondo.

Una de estas vitrinas contiene materiales paleolíticos, en un intento por recrear una de las vitrinas históricas que se llenaron con las piezas del Conde de la Vega del Sella y con piezas prestadas por el Museo Arqueológico Nacional. Otra de las vitrinas recoge monedas y armas blancas como ejemplo de las colecciones de antigüedades que el Museo fue comprando a lo largo de su historia.

En otro apartado se aprovecha para rendir homenaje a otras dos cuestiones fundamentales para la historia de la Arqueología en Asturias. La primera es el arte rupestre paleolítico, a través de la exposición de varios cuadros de Benítez Mellado realizado a partir de calcos dibujados por Juan Cabré, siguiendo un encargo de la Comisión de Paleontología allá por la década de 1920, recién descubierto en España y en Asturias esta genial muestra de la presencia paleolítica en nuestras tierras.

La segunda es la importancia del Conde de la Vega del Sella, primer arqueólogo científico de Asturias, que se recuerda a través del homenaje que Francisco Jordá, el segundo gran arqueólogo del siglo XX en Asturias, promovió en 1956, en el décimo aniversario de la muerte del Conde.

La exposición se completa con un vídeo no muy largo, en el que se resume la historia de la Arqueología en Asturias y del Museo Arqueológico.

De este apartado nos ha llamado poderosamente la atención el concepto mucho más sutil y depurado de la exposición, más en la tendencia anglosajona de la evocación y la sugerencia a través de unos detalles, que el concepto más cartesiano y tipológico que predomina desde la Prehistoria hasta el final de la época romana. Bien es cierto que el leiv motiv a transmitir es muy diferente. Sobre todo el apartado dedicado al antiguo Museo Arqueológico está bastante logrado.

Echamos en falta, sin embargo, un mejor reflejo de las colecciones que posee el Museo. Podría haberse colocado algún arma más, alguna moneda más y algún elemento llamativo de las colecciones orientales y africanas que también existen en la colección y que reflejan una concepción de la Arqueología en el siglo XIX y XX que aquí queda un poco soslayada.

La Asturias Medieval en el Museo Arqueológico

27 Ago

Hemos tardado un poco (los exámenes de junio, las vacaciones…) pero llegamos a la quinta entrega de nuestra revisión del Museo Arqueológico de Asturias: la Asturias Medieval.

Este apartado es uno de los que han dado un cambio más radical respecto de la antigua exposición, donde se sucedían tres estilos artísticos (prerrománico, románico y gótico) siguiendo una misma concepción espacial, es decir, imitando la disposición de pequeñas iglesias o capillas, sin apenas piezas que no fueran arquitectura o escultura monumental.

El nuevo montaje ha conservado parte de esa idea, volviendo a mostrar las piezas de la arquitectura del Reino de Asturias conformando una escenografia. En algún sitio hemos leído que se pretendía montar una iglesia o una capilla. En realidad la escenografía carece del realismo que presentaban las antiguas. Como podéis ver se trata de un rectángulo que permite contemplar las piezas en primer plano, eso sí, colocadas en el sitio que se supone que se supone que ocuparon originalmente: las basas en el suelo, los capiteles en altura, etc. (salvo algún error).

Precediendo este montaje se han ubicado algunas de las inscripciones más emblemáticas del Reino de Asturias, como las que se rescataron del antiguo palacio de Alfonso III que unen un texto protector a la imagen de la Cruz, hoy símbolo y bandera de Asturias.

Pero lo más novedoso es, sin duda, que por primera vez tenemos un discurso sobre la sociedad medieval en su conjunto, de forma que podemos conocer qué sabemos de los distintos estamentos medievales (nobles, burgueses, campesino) y de las distintas formas de ocupar y organizar el territorio (castillos, ciudades, monasterios, villas).

Algunas de las piezas más relevantes de la antigua exposición siguen presentes. La más importante el monumental sarcófago de Rodrigo Álvarez de las Asturias, una pieza espectacular, que sin duda no pasa desapercibida, mucho menos ahora que brilla tras su restauración.

En otra zona de la sala dedicada a la parte medieval se encuentran piezas relacionadas con el Camino de Santiago y la espiritualidad. A la colección del Museo se ha añadido una pieza singular: la pila bautismal de San Pedro de Villanueva de Cangas de Onís. Fue tallada en un bloque de piedra monolítico y fue ricamente decorado e inscrito. Llama la atención, sin duda, ver un bloque de este tamaño: cabe el neño entero, aunque tenga 6 años el día del bautizo…

Como nada es perfecto en este mundo, hay algunas cosas que chirrían un poco. Es el caso de unas maquetas que ofrecen una imagen del Oviedo en época del Reino de Asturias, que no lo sabemos porque lo diga ninguna cartela, sino porque lo hemos oído en alguna visita guiada, y que después de fijarnos, se pregunta uno cuánto tiene de invención… La calidad de los textos es correcta tirando a pobre, en esta zona. Pero la palma se la lleva un vídeo sobre la arquitectura románica y gótica en Asturias, que además de largo es rancio hasta el aburrimiento, con un discurso propio del siglo XIX, o sea, propio de algún profesor de Historia del Arte de la Universidad de Oviedo, no de un Museo Arqueológico del siglo XXI.

En todo caso os recomendamos la visita: así como la parte castreña defrauda un poco porque no da para más, y el romano cansa con tanta sigillata sin explicar, el apartado medieval muestra tesoros únicos en el mundo, en una dosis muy adecuada tanto para el lego como para el aficionado.