¿Fusionamos el ISBN y el depósito legal?

8 Abr

¿Alguien sabe para qué sirve el ISBN? Se trata de un número un poco confuso que aparece siempre en los libros y que permite identificarlos. Es decir, indica en qué país se editó el libro, identifica a la editorial y a la obra en concreto. Cuando se edita un libro se solicita el número de ISBN con un formulario que describe en detalle el título: autor, número de páginas, formato, medidas, temáticas, etc. De forma que el código no deja de ser el número identificador de una base de datos con estos datos.

Aunque pueda resultar sorprendente no es obligatorio ponerle a un libro el ISBN… pero ningún distribuidor te admitirá un libro sin él. ¿Por qué? Porque a partir de ese número se genera un código de barras que se lee como en el supermercado, lo que facilita mucho la venta, tanto a los distribuidores como a los libreros.

No sabemos cuantos libros se editan al año en España, pero suponemos que todos habréis comprendido con las líneas anteriores que el código del ISBN no deja de ser un registro de una base de datos, que además se envía ya rellenado por parte de la editorial. Vamos que por muchos registros que pueda tener no parece que haga falta mucho personal para mantenerla en marcha…

Sin embargo el organismo que controla esto está en plena transformación. Antes dependía del Ministerio de Cultura pero ahora se ha traspasado a la Federación de Gremios de Editores, una asociación privada. Hasta ahora ha sido algo gratuito, pero desde el 1 de julio de 2012 va a ser de pago. La federación de gremios de editores nos envió una carta a principios de año invitándonos a sumarnos a una plataforma fantástica para gestionar estos números, por el módico precio de 1000 euros anuales.

En la página de la Agencia del ISBN por su parte se indica que sólo se admitirá el acceso telemático, suponemos que a través de dicha plataforma. Sólo les falta poner un cartel inmenso llenando su página animando a meterse en la plataforma de la federación de gremios de editores, pero resulta que también se puede dar uno de alta de forma independiente. Las tarifas muy apañadas: para 10 códigos, 90 euros; para 100 códigos 550 euros.

Pensaréis que una editorial pequeña no tiene más que darse de alta directamente y pagar sus 90 euricos y listo, ¿no? Pues no parece ser así. Tú puedes solicitar el alta, pero otra cosa es que te contesten. Hace mes y medio que lo solicitamos y los días pasan sin respuesta… La pregunta siguiente es: ¿atascamos el procedimiento “baratito” para obligar a tomar el procedimiento “carito”?

Pero yendo un poco más allá. ¿Era necesario? Además del ISBN los libros tienen que llevar un número de depósito legal. Esto sí que es obligatorio porque obliga a entregar a la administración varios ejemplares de cada obra para enviar dos copias a la Biblioteca Nacional y otras dos copias a la biblioteca central de la comunidad autónoma en la que se edita el libro. Algo que a todos nos parece bien. El caso es que, ¿no se puede adaptar este numerito tan majo para sirva también como código ISBN? ¿Y nos ahorramos todos un gasto y un lío?

Pues parece que no. Tanto llenarse la boca del apoyo a los emprendedores… ¿así se ayuda a las pequeñas editoriales? Desde luego con el retraso innecesario de una chorrada, como es darle un número de una base de datos, y presionando para fundirse 1000 euros al año para no tener que esperar, no nos están ayudando mucho.

Os dejamos un enlace a una entrada de otro blog, de mucho más postín que el nuestro, porque desde luego no somos los únicos que hemos observado que este negocio sólo da beneficios a algunos. No sabemos por qué se nos viene a la cabeza la imagen de San Teddy Bautista…

Anuncios

3 comentarios to “¿Fusionamos el ISBN y el depósito legal?”

  1. diviclaudius 9 abril, 2012 a 8:21 PM #

    ¿Y a que no sabéis lo mejor? Las consultas por teléfono a un 902, que tardan 3 minutos en cogerte mientras una voz en off te dice que están todos ocupados. Luego la chica es muy amable; pero 3 euros por hablar con una chica con la que no vas a llegar a nada… ¿no?

    • Jason 10 abril, 2012 a 4:13 PM #

      Pues tiene narices la cosa. La suma de pequeñas historias como esta son las que restan competitividad a las empresas españolas. El Gobierno haría bien en empezar por estos impuestos encubiertos a la hora de recortar.

  2. Jason 10 abril, 2012 a 4:18 PM #

    Más información sobre este impuesto encubierto:
    http://www.kaosenlared.net/component/k2/item/13924-la-privatizaci%C3%B3n-del-isbn.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: