Siega Verde: arte rupestre al aire libre

9 Nov

Los grabados rupestres de Siega Verde (Villar de Argañán, Salamanca) fueron descubiertos para la ciencia por Manuel Santonja, en 1989. Este conjunto parietal constituye, junto con el cercano de Foz Côa (Portugal), una de las estaciones de arte paleolítico al aire libre más importantes de Europa. Se localiza junto al cauce del río Agueda, a ambos lados del puente de Siega Verde. La práctica totalidad de las más de 500 representaciones que la componen se ubican en la margen izquierda, distribuyéndose en 94 paneles grabados sobre bloques y afloramientos de esquisto.

Su mayor parte corresponde a representaciones de animales, tanto completas como parciales. Estas últimas son relativamente abundantes, no siendo raro ver que se combinen con resaltes, líneas de ruptura, bordes u otros accidentes de la roca soporte. La relación no es casual sino que fue buscada conscientemente por el grabador, con la finalidad de acentuar la sensación de movimiento, profundidad y perspectiva.

Entre el bestiario reconocido en Siega Verde el animal más representado es el caballo, al que se suman los cuadrúpedos más comunes en el arte paleolítico: ciervo –macho y hembra-, bisonte, uro, reno, cápridos. Existen asimismo otras figuras de representación más infrecuente, como un zorro y posibles mustélidos, entre otros. Los llamados “signos” (motivos abstractos característicos del Arte Paleolítico) aparecen también, tanto aislados como en asociación con figuras de animales.

La técnica de grabado mayoritariamente utilizada es el piqueteado (líneas definidas por alineaciones de punteados realizados con un percutor). En menor medida, se documenta también la incisión (líneas realizadas mediante presión), que permite obtener trazos más precisos y definidos. Cabe sospechar que estas técnicas de grabado se combinaron con el uso de la pintura, del que desgraciadamente no se ha conservado huella alguna.

La falta de depósitos estatigráficos en el entorno de las manifestaciones parietales obliga a determinar la datación de éstas de forma indirecta. Así, la presencia de representaciones de fauna fría del Cuaternario, como bisontes o renos, permite una adscripción segura al Paleolítico Superior. A partir de ahí la precisión de su edad se torna mucho más especulativa, al tener que basarla necesariamente en paralelos estilísticos, método al que las dataciones por radiocarbono ha dejando en evidencia en varias ocasiones a lo largo de los últimos años. Javier Alcolea y Rodrigo de Balbín, los principales investigadores del arte de Siega Verde, consideran que las características estéticas sus figuras apuntan a una fase media del Paleolítico Superior, equiparable al Estilo III avanzado o todo lo más IV antiguo de A. Leroi-Gourhan. A partir de ello proponen un arco cronológico de enorme amplitud que, grosso modo, abarcaría del 18000 al 15000, o incluso el 14000, antes del presente.

El grado de conservación de las representaciones es bueno por lo general. Desafortunadamente, la inaudita falta de civismo de la que hicieron gala visitantes furtivos en los años posteriores a su descubrimiento han dejado su lamentable huella sobre la casi totalidad de los paneles. Ello ha obligado a la Junta de Castilla y León a cerrar el perímetro de la estación, además de dotarla de videovigilancia y personal de seguridad.

En la actualidad el yacimiento cuenta con un pequeño centro de interpretación y recepción, del que parten las visitas guiadas (se recomienda reservar). Este año la oferta se ha ampliado con la posibilidad de realizar visitas nocturnas, una opción más que interesante. En ausencia del duro sol castellano es posible iluminar cada figura de la forma más adecuada, facilitando con ello su contemplación. Huelga decir que en los meses de verano, en los que ante los paneles se puede llegar a sobrepasar los 45ºC, el atractivo de la nocturnidad se refuerza más si cabe.

Señalaremos por último que el personal a cargo de las visitas hace gala del entusiasmo, alto nivel de conocimientos y preparación que en los últimos años se está convirtiendo en el principal signo de identidad de los guías de arte paleolítico, con lo que a buen seguro que los interesados en conocer esta importante estación de arte rupestre no se verán defraudados con sus explicaciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: